Desde la hamaca

8 – 06/05/2018

 

Mercedes Alvarado.jpg

 

Por Mercedes Alvarado

 

Anxo Carracedo vive en A Coruña, que es una ciudad en Galicia en la que el invierno se mira a través de la lluvia y los veranos se suavizan en la brisa del mar. Anxo se detiene, con la pausada gracia del poeta, y nos cuenta del mundo mojado, de sus ganas de permanecer por tres noviembres; porque Anxo sabe que cuando el otro -la otra- se marcha, uno se queda en sí mismo aún cuando no quisiera, aún cuando uno se ha vuelto el espacio de esa misma ausencia que silba, desde la lluvia, sobre lo llovido.

 

Dice el poeta -y dice bien- que nada vuelve a ser. Pero lo leo y vuelven a mí, las partes que yo misma he dejado de ser y que, sin embargo, me son propias como la memoria, o la nostalgia, o la rabia de las despedidas de las que nadie nos avisó.

 

En el Dé-efe sigue lloviendo. Y la primavera chilanga es tiempo para poner la hamaca bajo un tejado y sentarse a mirar la lluvia con el calorcito del café entre las manos; sentarse a mirar las calles tapizadas de jacarandas y a los hombres que las atraviesan queriendo evadir los charcos como si, al no mojarse los pies en ellos, evitaran también remojarse la vida en sus memorias.



Fragmentos de La tarde libre, de Anxo Carracedo



Hay tanta lluvia en la calle
lo dice el cristal

llueve sobre lo llovido
lloviendo

limón endecha
voy a buscar la dicha
en el cristal

voy a negarte
y a mantener la palabra tres noviembres
y a mantener la palabra de orilla a orilla
y a sostenerla con el fervor infalible
de los alisios

tres noviembres
y el mundo seguirá lloviendo
y el mundo seguirá redondo y estúpido

voy a achatarme por los polos
y a llover la lluvia en la calle

voy a llover lo llovido
lloviendo

limón endecha
voy a darme el capricho

tres noviembres
y el mundo seguirá girando
y diremos aquello de
yo era un estúpido y lo que he llovido me ha hecho dos estúpidos
o veintisiete estúpidos lloviendo en la calle

entre el cielo y el mar
no hay horizonte
sólo la lluvia
que lo ocupa todo

llueve sobre lo llovido
lloviendo

lo dice el cristal

limón endecha
hay tanta lluvia en la calle
y las cosas tan se dejan ir

las cosas
tan sin ruido
tan sin queja

tan sin ti.



****



Nada vuelve
nada vuelve a ser

cada mañana es
una fundación
aire nuevo a tus preguntas
un vómito en el espejo

lo nunca visto

tu miedo de hoy
no es tu miedo de ayer

tu miedo de ayer
cría malvas
en el cepillo de dientes

tu miedo de hoy
llena las estanterías
de los grandes almacenes

pero
ya no hay grandes almacenes

y nada vuelve

(recuerda)

nada vuelve a ser.

 

**Del libro La tarde libre, Ed. En Huida, 2018.


Anxo Carracedo (A Coruña, 1970) es licenciado en Filosofía. Ha trabajado como periodista en Diario 16 y como redactor y editor en diversos medios y agencias de comunicación. Es autor de los blogs Artefloralpararrumiantes (www.artefloralpararrumiantes.wordpress.com) y Microdespertares (www.microdespertares.wordpress.com). Algunos de sus escritos, en prosa y en verso, han sido publicados en las revistas digitales españolas Laduda.net y Caja de Resistencia, y en la mexicana Monolito. La tarde libre es su primer libro de poemas.

Numero actual

PORTADA BM 141142 .jpg