In memoriam Rocío González

Por Isela Vázquez

 

Dibujas el sueño

 

Hoy tu corazón vela la noche,

y tus manos ya no escriben.

 

Ahora dibujan el sueño;

La poesía ha trascendido  más allá de la muerte y se une,

en el horizonte.

 

Hoy tus manos no se posan sobre los columpios,

ni peces que naden en ríos de cáncer

o dolores de cabeza.

 

Tus dedos ya no escriben,

pero dibujan los latidos que quedan.

 

Tú, Rocío González, escribes a una niña después del sueño.

 

Le pones nombre, alas, bestias. Tú.

 

El sueño  es no morir,

es penetrar el agua de la muerta,

pero hoy quisiera velar tu corazón;

hablar sobre tus tantos peces y palabras

que no han de volar,

que atravesaron el velo más allá.

 

De la poesía, silencio y vida.

Numero actual

Portada BM 1 (3).jpg